Testimonio 7

“Llegué con una total ansiedad y sin tener nada claro qué es lo que me estaba pasando. Al experimentar la terapia de los límites con los caballos, me di cuenta de la inteligencia emocional de estos animales y lo que nos pueden ayudar. El ejercicio fue un fiel reflejo de mi situación, un espejo absoluto. Tras terminar, mi estado era de calma total, desde entonces, cada vez que noto que mis límites empiezan a agrietarse recuerdo nítidamente cómo fue mi experiencia y lo ejercito para lograr de nuevo un estado equilibrado. Lo recomiendo 100%, tanto a personas que estén en un buen momento, como a personas que pasen por una situación difícil”

Mujer, 30 años