Testimonio 5

“Desde mi primera experiencia en un corral con un caballo sentí desaparecer una molestia que sentía en la nuca hace mucho tiempo. Gracias sólo a unos resoplidos del caballo sobre mi cuello. Después comenzó a despertar en mí ideas de cómo estos seres tienen la capacidad de leer la intención y captar la diferencia entre lo falso y lo verdadero. Creo que si me entienden lo que digo podrá sentir algo estando cerca o frente a un caballo. Creo también que el liderazgo y la afectividad de este maravilloso animal pueden cambiar la forma de vida más rápidamente que la psicología normal (volver al equilibrio), siempre y cuando hayan verdaderos intérpretes del tema y no se expanda a personas que no se entienden ni solas.
Experiencias aprendidas:
Cambio en mí: en darme la oportunidad de darle una segunda vuelta a cada problema y tratar de ver dónde se ocasiona para buscar una solución”

Hombre, 39 años, casado, 3 hijos, con estudios primarios, entró como cuidador de los caballos y el año 2009 obtuvo su título internacional de Instructor de Equitación para niños.